Ser autosuficiente, energéticamente hablando, debería ser la meta para las sociedades de cara al futuro. El uso de energías renovables para producir nuestra propia electricidad es una opción que ya está disponible gracias a los paneles solares para hogar, pero se hace necesario fomentar más su uso para lograr una verdadera independencia eléctrica.

Descarbonizar las economías con el uso de energías verdes, no solo puede traernos una mayor limpieza ambiental en el planeta y la reducción del efecto invernadero. La propia economía, en pequeña y gran escala, se vería beneficiada al reducir considerablemente sus facturas, algo que viene muy bien para el bolsillo de todos.

¿Cómo reducir la dependencia energética y qué otros beneficios pueden generarse de esta nueva era en la que apuntamos a la producción local de energía? Abordamos estas y otras interrogantes desde Iracesa, paneles solares para hogar.

¿Qué se conoce como dependencia energética?

¿Utilizas gas para calentar tu caldera o estás conectado a una red que suministra energía para operar tus equipos? Eso es lo que pudiera denominarse dependencia energética. Pero este concepto va más allá de este recurso usado en hogares e industrias.

Hablar de dependencia energética es también hacer referencia a esa energía primaria que cada país debe importar de otras naciones para abastecer su suministro. ¿A qué tipo de energía primaria estás apuntando? A aquellos recursos que permiten la operatividad de todo en nuestro planeta: petróleo, gas, carbón e incluso a la energía producida por energía verde como el viento, sol o la biomasa. 

El combustible fósil es una de las principales fuentes de energía en el planeta. Como su industria está plenamente desarrollada, es la que mayor demanda tiene, a su vez que resulta accesible por su volumen de producción. ¿Su desventaja? La ya conocida contaminación y el efecto invernadero que amenazan al medio ambiente y a la vida del propio planeta

A qué llamar independencia eléctrica

Veamos ahora el otro lado de la moneda, la independencia eléctrica. Llamamos ser independiente energéticamente a esa posibilidad de producir nuestro propio suministro eléctrico, independientemente de las conexiones tradicionales.

Una verdadera independencia eléctrica es aquella en la que no es necesario comprar energía porque cuentas con los elementos para producirla tú mismo. Tanto así, que, según la cantidad de producción y tu consumo, puedes llegar a convertirte en un proveedor para otras personas e incluso para el propio sistema general.

Beneficios de la independencia eléctrica

Migrar de un sistema plenamente dependiente a uno independiente no es sencillo. Pero, cuando se observan los beneficios que la independencia eléctrica trae a las sociedades y a los individuos en específico, poner en marcha el uso de tecnologías y soluciones que fomenten la energía limpia bien vale todo el proceso.

¿En qué puede beneficiar reducir la dependencia energética? Repasemos algunos puntos clave:

Planeta libre de emisiones 

Soñamos con un mundo verde, tecnológicamente avanzado, cómodo y seguro para vivir, pero eso sí, plenamente libre de contaminación. La descarbonización de la economía puede lograr, justo eso, mayor producción de energía limpia propia que conlleva una plena independencia energética.

Para lograr que la contaminación ambiental retroceda y las emisiones de los productos energéticos disminuyan (uso de gasolina, gasoil, carbón y demás) es primordial poner a funcionar la maquinaria verde, es decir instalación de paneles solares para hogar e industrias y mayor énfasis en uso de otras como la eólica o térmica, por solo nombrar dos.

Generación de empleos

Muchos temen que, al divorciarnos del uso de recursos contaminantes del combustible fósil, se fomente un desempleo masivo. Todo lo contrario, el avance de las energías limpias abre todo un mundo de posibilidades para empleos de todo tipo.

La creación de nuevas compañías, proyectos y relacionados, hace crecer toda la cadena de valor de las mismas, siendo necesario contar con personal de diversos perfiles: desde los ingenieros y técnicos especialistas, pasando por mano de obra cualificada hasta profesionales de áreas de la economía, el derecho o la contabilidad.

Esa es otra de las grandes ventajas de lograr una independencia eléctrica, que muchas empresas y empleos actuales y nuevas profesiones pueden acoplarse perfectamente a ello y obtener beneficios para sus trabajadores. Esto de manera global, pero también de forma local. 

Mejor inversión de recursos económicos

La dependencia energética es sinónimo de compra. Muchos de los países del mundo deben comprar la materia prima o los recursos ya refinados para poder utilizarlo. Las situaciones de conflictos del mundo actual hacen que los precios del petróleo y gas, por ejemplo, fluctúen, incrementando los costos de los mismos, aspectos que golpean duramente los bolsillos de todos los ciudadanos.

Una economía que apueste a lo verde, a su producción local y a una independencia energética puede hacer mejor uso de los recursos financieros de su país. Sin duda, un proyecto que no puede lograrse de un día para otro, pero que, con buenos proyectos, inversión y adecuada administración, puede dar fruto en los años venideros.

dependencia-energetica

¿Cómo lograr la independencia energética?

Impulsar el uso de energía renovable es el primer paso para lograr la independencia energética. La instalación de paneles solares para hogar es el método que tenemos a mano todos para empezar a dar los pasos adecuados.

Aunque el impulso de energía hidráulica y eólica son opciones factibles para los gobiernos, como ciudadanos, el recurso que tenemos a la mano para alejarnos de la dependencia energética es apostar por los paneles solares para hogar.

Este es un recurso que está disponible para todos y que es factible instalar en casas, edificios o parcelas sin requerir de procesos complicados. Recordemos que las placas solares están diseñadas para convertir la luz del sol a eléctrica durante todo el año, por lo tanto, resulta un tipo de energía disponible siempre.

Hay mucho más que podemos hacer para reducir nuestra huella en el planeta, como el reciclaje, el cambio a coche eléctrico, el fomento de la bicicleta para la movilización y más.

No obstante, vamos a seguir necesitando energía para nuestras actividades diarias y, nada mejor para hacerlo que desconectándonos de la red y sumándonos a producir nuestra propia energía y los paneles solares para hogar son la forma ideal de lograrlo.

¿Estás preparado para lograr tu independencia eléctrica?

Logra la autosuficiencia energética y la independencia eléctrica es posible, esto cuando apuestas por producir tu propia electricidad con los sistemas más actuales y efectivos de Iracesa.

Somos expertos en instalación de paneles solares para hogar, con años de experiencia y personal cualificado para ofrecerte los mejores resultados.

Es momento de un estudio de factibilidad en tu residencia y empezar a disfrutar, ya mismo, de un servicio con un futuro de autoconsumo tan brillante como el sol.