Si tienes paneles solares en tu casa o negocio, y tu consumo ha disminuido, o simplemente tu instalación es de mayor capacidad, seguramente te habrás preguntado qué hacer con esos excedentes de autoconsumo de energía. ¿Sabías que esa energía no se pierde y que puedes obtener un beneficio económico por ella?

Eso es justo lo que desde Iracesa, expertos en instalación de paneles solares, te explicaremos. Repasaremos qué se conoce como excedentes de autoconsumo, cómo puedes vender o compensar el exceso de energía generada por tus paneles solares y qué dice la normativa vigente en España respecto a ello.

Excedentes de autoconsumo: qué es y por qué es importante conocer si produces energía extra

Se denomina excedente energético a la cantidad de energía que produce tu instalación fotovoltaica y que, por diferentes factores, no gastas ni utilizas. Este excedente puede tener dos destinos: o bien se almacena en baterías para un uso futuro, o bien se vierte a la red eléctrica convencional, es decir, se deja que salga de tu casa para que sea usado por otros.

Cuando viertes tus excedentes de autoconsumo a la red eléctrica, algo realmente positivo para todos, estás inyectando energía verde al sistema energético. Siendo esto así, es lógico pensar que puedes negociar este vertido a un precio razonable con tu compañía eléctrica.

¿La ventaja de esto? Qué puedes conseguir que esto se te devuelva en forma de descuento, por ejemplo, gracias a la energía que tú estás aportando. Esto se conoce como compensación de excedentes.

¿Qué es la compensación de excedentes?

La compensación de excedentes es un mecanismo que permite a los consumidores con instalaciones fotovoltaicas recibir una compensación económica por la energía que no consumen y que vierten a la red eléctrica.

La compensación se realiza al finalizar cada periodo de facturación, descontando del consumo el precio acordado por cada kWh vertido a la red.

Sin embargo, hay un límite para la compensación de excedentes, que es el importe de la parte variable de la factura de luz. Es decir, en la factura hay una parte fija (en torno al 30%) que se paga solo por estar conectado, y una parte variable (70% aprox.) que es la que se puede descontar consumiendo la propia energía solar y vertiendo los excedentes a la red.

¿Qué dice la normativa actual con respecto a la compensación de excedentes?

El Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica, es la norma que regula el autoconsumo en España y establece las diferentes modalidades y requisitos para poder vender o compensar el excedente de energía solar.

Según este real decreto, el autoconsumo se define como el consumo por parte de uno o varios consumidores de energía eléctrica proveniente de instalaciones de generación próximas a las de consumo y asociadas a las mismas. Además, se distinguen dos modalidades de autoconsumo:

Autoconsumo sin excedentes

Son aquellos en los que es necesario un mecanismo anti vertido que impida la inyección a red. En este caso, los excedentes de autoconsumo se pierden o se almacena en baterías.

Autoconsumo con excedentes

En este caso, se busca inyectar la energía a la red de transporte y distribución. Dentro de esta modalidad, hay dos categorías:

  • Excedentes acogidos a compensación: cuando se cumplen todas las condiciones siguientes: tecnología renovable, potencia menor o igual a 100 kW, un único contrato de suministro para consumo y servicios auxiliares, contrato de compensación de excedentes con la comercializadora e instalaciones no sujetas a régimen retributivo específico.
  • Excedentes no acogidos a compensación: cualquiera que no cumpla todos los requisitos anteriores o que no quiera acogerse a esa modalidad de compensación de excedentes.

excedentes-de-autoconsumo

¿Cómo vender energía a la red?

Si estás en el caso de tener excedentes y estás interesado en vender excedente energía solar, es necesario cumplir con una serie de requisitos legales y administrativos. Veamos estos a detalle:

  • En primer lugar, hay que legalizar la instalación fotovoltaica ante el organismo autonómico competente y comunicar a la comunidad autónoma que se quiere acoger a la compensación de excedentes.

Corresponde a la comunidad autónoma trasladar estos datos de la instalación a la distribuidora eléctrica de la zona, que los comunicará a la comercializadora.

  • En segundo lugar, hay que solicitar los permisos de acceso y conexión a la red eléctrica, salvo que se trate de una instalación sin excedentes o con excedentes de potencia menor o igual a 15 kW en suelo urbanizado.

Los permisos se solicitan ante la distribuidora eléctrica correspondiente y dependen del tipo y potencia de la instalación.

  • En tercer y último lugar, para vender energía a la red, hay que contratar una tarifa eléctrica con compensación de excedentes habilitada. Para ello, es necesario elegir una comercializadora eléctrica que ofrezca esta opción y negociar el precio por cada kWh vertido a la red.

El precio medio del kWh vertido a la red varía en torno a los 0,10 €/kWh y suele suponer una reducción de unos 20 € al mes en la factura de luz; si bien todo dependerá de cada caso particular.

¿Qué hacer si no puedes vender excedente energía solar?

Para los casos en los que no puedas o no quieras vender energía a la red, la opción es el almacenamiento en baterías. Esta opción permite guardar la energía sobrante para usarla cuando sea necesario, sobre todo de noche o cuando la producción solar sea baja.

Esta opción es recomendable para quien tenga unos excedentes importantes que almacenar y quiera tener más autonomía y autosuficiencia de la red eléctrica. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las baterías suponen una inversión adicional y requieren un mantenimiento periódico.

¿Cuánto puedo llegar a ahorrar si decido vender mis excedentes de autoconsumo?

Para calcular el ahorro que se puede obtener con los excedentes de energía, se puede usar la siguiente fórmula: Ahorro = (Consumo x Precio consumo) – (Consumo – Excedente x Precio consumo) – (Excedente x Precio vertido)

Con esta fórmula, podemos calcular el ahorro que es posible tener con estos excedentes, así, solo necesitas calcular:

  • Consumo es la cantidad de energía eléctrica que se consume en un periodo de facturación (en kWh).
  • Precio consumo es el precio del kWh que se paga por la energía tomada de la red (en €/kWh).
  • Excedente es la cantidad de energía eléctrica que se vierte a la red en un periodo de facturación (en kWh).
  • Precio vertido es el precio del kWh que se recibe por la energía vertida a la red (en €/kWh).

Por ejemplo, supongamos que tenemos una instalación fotovoltaica de 3 kW con un consumo mensual de 300 kWh y un excedente mensual de 100 kWh. Si el precio del kWh consumido es de 0,15 €/kWh y el precio del kWh vertido es de 0,10 €/kWh, el ahorro sería:

Ahorro = (300 x 0,15) – (300 – 100 x 0,15) – (100 x 0,10) = 45 – 30 – 10 = 5 €

Es decir, se ahorraría 5 € al mes o 60 € al año gracias a los excedentes de energía. Algo que nunca viene mal, especialmente cuando se habla de los costos que supone este servicio.

vender-excedente-energia-solar-2

¿Decidido a obtener compensación de excedentes y vender energía a la red? En Iracesa te ayudamos

Si estás decidido y tu instalación te permite vender o compensar el excedente de energía solar es momento de hacer un estudio de tus actuales paneles y energía consumida o de hacer una instalación nueva con Iracesa.

Producir tu propia energía tiene muchas ventajas para tu inmueble y actividades, y, como ves, la venta por excedentes de autoconsumo es una de ellas.

En Iracesa te orientamos respecto a las todo lo que requieres para tener tu propia instalación de paneles, el sistema completo para disfrutar de ellos y de los aspectos legales para poder disfrutar del ahorro en tu factura eléctrica, del beneficio ambiental y de la venta de tu excedente durante todo el año. Contáctanos hoy.